Gustos de Gozo

La comida local de Gozo – la perfección en lo pequeño

La comida y la bebida de Gozo tienen un aroma de tradición. Sin embargo, la tradición aquí se mantiene viva y animada, no congelada y atrapada en el pasado, sin importar cuán rico fuera este. Primero vinieron los fenicios, romanos y árabes, que dejaron su huella, y más recientemente, los colonizadores italianos, franceses y británicos. Hoy en día, la cocina de Gozo promueve los productos locales a pequeña escala. Anteriormente los productores y restaurantes intentaron ofrecer productos más acordes al gusto «internacional». Sin embargo, han descubierto que mantenerse cerca de las raíces de la isla no es solo sostenible y responsable, sino también lo que los visitantes desean experimentar.

El movimiento slow food, que nació en Italia, comenzó a aparecer en Gozo en los años 70 y 80 en los primeros restaurantes del pueblo, y a fecha de hoy las panaderías de horno de leña enriquecen las calles con su increíble aroma. Otros habitantes locales han continuado promoviendo el turismo responsable utilizando la comida como medio de promover principios clave para difundir la comprensión del papel de la agricultura en el bienestar ecológico y social de habitantes rurales locales y de visitantes. Las iniciativas turísticas tratan sobre los días experimentales de la cultura rural, ofrecidas por operadores gozitanos que se mantienen a la última, trabajando con los granjeros locales y aprendiendo habilidades de producción tradicionales, por ejemplo.

Platos pequeños

«Los mejores perfumes vienen en frascos pequeños» puede ser el lema de las comidas más famosas de Gozo. Los miniquesos redondos conocidos como ġbejniet son uno de los productos locales más populares, elaborados tradicionalmente con leche de oveja no pasteurizada. Son sabrosos ya sean servidos frescos como una ricotta, marinados y con pimienta; o secados en el exterior en los tejados planos de las casas de Gozo bajo sus 300 días de sol anuales.

El queso es una parte esencial de los pastizzi, un tipo de miniempanadillas ideales para comer mientras uno se deleita con las vistas de puertos recónditos, majestuosos arcos costeros y ruinas de templos de 5500 años. También se puede caminar por senderos con iglesias gigantes visibles desde la totalidad del suavemente ondulado paisaje de la isla, que marcan el camino para hacer el perderse tan imposible como pasar hambre.

Para picar algo entre comidas, recomendamos acudir a los bares de los pueblos donde sirven tapas locales, en vez de a los restaurantes para turistas. Pruebe los zalzett (salchicha con aroma a cilantro) y la bigilla (pasta de alubias anchas), con el crujiente hobż de Gozo (pan de masa fermentada). También es perfecto para mojar en simple aceite de oliva orgánico de la isla, conocido por su ligera acidez y su toque salado proveniente de la brisa marina. Después llega el momento de visitar una fiesta de pueblo (festa), donde también podrá encontrar dulces como el imqaret (pasteles de dátiles) para tener energía para celebrar.

Los vinos y cervezas particulares de Gozo son un placer líquido para su estancia. Para vivir la experiencia más tradicional, busque los bares donde se sirvan jarras de vino en vez de botellas, rellenas de los frutos de un terreno cuyo potente sol y refrescantes brisas marinas crean vinos rotundos y afrutados con buena estructura y, según algunos, un toque salado. La bodega de Tal-Massar tiene catas y tours populares. Los amantes de la cerveza, por su parte, pueden disfrutar de las cervezas artesanales de Gozo en la microcervecería de Lord Chambray, abierta en Xewkija en 2014 – también tienen visitas con catas.

Los productores característicamente pequeños de la isla son también la idea perfecta como recuerdo. Visite las famosas salinas junto a la Bahía de Qbajjar y busque al veterano Manuel Cini, que suele estar inclinado sobre una pared para vender su magnífica sal marina, una tradición atemporal renacida en el s. XXI. También puede buscar a Carmen Muscat y su miel pura en el idílico valle Wied Rihan. (Responsible Travel ezine feature – Gozo (March 2015))