Punto de San Dimitri

  • Impresión
  • Compartir
  • Añadir a Mi Gozo

Una leyenda muy popular está relacionada con este punto. Un anciano ermitaño construyó una pequeña capilla justo al borde del acantilado. Dedicó la capilla a San Dimitri. Un día, un gran fragmento del acantilado se derrumbó y cayó al mar. La leyenda cuenta que esta capilla submarina se mantiene intacta aún hoy, que se ve una pequeña llama en la ventana y que aún se puede oír el repiqueteo de la campana. El barco de buceo se detiene en 6 metros de agua sobre un arrecife superficial que sobresale de una protegida punta del cabo. Una pendiente suave lleva a unas enormes rocas habitadas por meros y dentones. Hay posibilidad de divisar grandes bancos de peces espectaculares, como barracudas, atunes y serviolas. En el interior del saliente rocoso hay una hondonada entre la plataforma de arrecife y la costa que está muy resguardada y en la cual abunda la vida marina.

Créditos de fotos: Atlantis Gozo