Pascua

El Domingo de Resurección es el clímax de las celebraciones de Semana Santa. Es la mayor fiesta del calendario Cristiano, ya que rememora la Resurrección de Jesucristo. Tanto en Gozo como en Malta, la Pascua se celebra con actividades altamente litúrgicas y festivas. Comienza el Sábado de Pascua o en la Vigilia Pascual, cuando todas las parroquias reúnen a sus feligreses para un servicio religioso solemne y los rituales tradicionales de la bendición del agua y del fuego. Las luces de la iglesia se apagan, por lo que queda en penumbras. Es entonces cuando cada miembro de la congregación enciende una vela del Cirio Pascual, y toda la iglesia vuelve a la vida gracias a los cientos de parpadeantes llamas doradas.Las campanas resuenan por toda la isla, y se leen las escrituras y los sermones antes de que el oficiante bendiga el agua de los bautismos y la congregación al completo reafirme su fe recitando los votos bautismales. Tras el servicio, la congregación suele quedarse en la iglesia para tomar un refrigerio o un bocado de la tradicional Figolla (tarta maltesa de almendras típica de Pascua).El Domingo de Resurreción resuena una cacofonía de campanas de iglesia, y los cristianos acuden a la iglesia para la Misa Dominical. Algunas parroquias llevan a cabo el servicio con una marcha tradicional de la estatua de Cristo elevado. Estas marchas tradicionales suelen acompañarse con bandas locales, y su popularidad no se ha visto afectada por el paso de los siglos.Las procesiones del Domingo de Resurreción suponen un gran contraste si se las compara con las del Viernes Santo, ya que la atmósfera sombría deja paso a una expresión general de júbilo. En algunas parroquias, los porteadores corren con la estatua a cuestas al final de la procesión. Al final de la carrera, levantan y sacuden la estatua por encima de sus cabezas como señal de victoria. La capital de Gozo, ir-Rabat , organiza dos procesiones con dos bandas locales. La primera sale de la