Verano

Fuegos artificiales, bandas de música, hermosas decoraciones eclesiásticas y santos patrones en guardia espiritual. Añada multitudes de gente, comida local y una atmósfera vibrante para disfrutar de la vista y el sonido de una festa de Gozo. La sesión de festas de Gozo comienza en mayo, aunque la mayoría de ellas tiene lugar en junio. Prácticamente todas las semanas del verano tienen una festa dedicada a un santo patrón en cualquier localidad de Gozo, demostrando la pasión de la isla por las celebraciones y tradiciones religiosas. Todas las localidades compiten por tener la mejor festa, y no escatiman nada para conseguirlo. Grupos de voluntarios jóvenes y viejos se unen en cada localidad para preparar el mejor programa de festa para el disfrute de los locales y los afortunados visitantes. Representan la culminación de un año de preparaciones y de trabajo duro, de novedades secretas que presentar en la siguiente festa, y el espíritu de competición entre las aldeas garantiza que las ideas no se transmiten de aldea en aldea. Sin un poco de competitividad sana, las festas no serían lo mismo.

El verano también es el momento ideal para disfrutar de las numerosas playas de Gozo y del relajado ritmo de vida que esta estación trae. Solo tiene que aceptar la vida tal y como viene y tomarse un vino local en los bares tradicionales de las plazas del pueblo , lugares donde podrá reunirse con los habitantes locales y disfrutar de una vida relajada. Podrá disfrutar de las delicias locales, como la tradicional ftira (una deliciosa masa horneada con ingredientes como queso fresco, salchicha maltesa, tomates, anchoas o atún), o ħobż biż-żejt (pasta para untar en el pan elaborada con aceite de oliva local). Incluso si no le apetece probar exquisiteces, también podrá disfrutar y comer buena comida en la banda o el club de fútbol local, adornadas con trofeos de victorias pasadas o fotos en blanco y negro que ilustran los tiempos pasados.

Un paseo en barco por la costa de Gozo puede ser una buena alternativa a quedarse en la playa, y disfrutar de las cristalinas aguas del Mediterráneo. El buceo es una opción interesante, y se recomienda hacer un viaje en barco hasta Comino, saliendo de Mġarr. Comino aún tiene su propia magia especial, con sus barrancos de cal y sus profundas cuevas que antaño eran utilizadas como refugio por corsarios y saqueadores, y fueron utilizadas como escenario para diversas novelas y películas como el Conde de Montecristo.

El buceo es una actividad imprescindible de este periodo, y muchas personas eligen disfrutar de los sitios de buceo de renombre internacional y visitar los puntos de buceo y naufragios de la costa. Las diversas escuelas de buceo de Gozo ofrecen una guía experta y segura para disfrutar de este ambiente submarino único.

Para los amantes de los eventos culturales, el Victoria International Arts Festival es una celebración para los sentidos. Durante cinco semanas al año entre junio y julio, Victoria se une a las ciudades de festival del mundo con un grupo de artistas y conjuntos internacionales que cada año visitan la isla para dejar su huella en la cultura. Consulte el programa del Festival, es un evento imprescindible para los amantes de la música. El calendario de eventos de Gozo es rico y variado durante el verano, con actos el festival de jazz que se celebra todos los años en el puerto de Mgarr y el Qala International Folk Festival. A medida que los días se diluyen en las frescas noches de verano, quedan algunas plazas con eventos para disfrutar bajo las estrellas.

La hospitalidad es un sinónimo de Gozo. La Odisea de Homero describe Gozo como la isla donde Ulises pasó siete años bajo el hechizo de la ninfa Calipso. La cueva de Calipso, que se encuentra en la aldea de Xagħra, es un destino escénico para los miles de turistas que se maravillan de la belleza de la naturaleza circundante, el mar y la roja arena de la bahía de Ramla que se extiende a sus pies en el valle. Este hechizo todavía puede sentirse en Gozo: el templado mar del verano, la relajada forma de vida, las plazas de la aldea cobrando vida por las noches cuando el sol abrasador se pone, las festas… este es el lugar donde estar, ya sea con familia, amigos, o en la propia compañía. Es pura diversión. Una experiencia que atesorar.