Otoño

El otoño es un momento perfecto para visitar Gozo si se desea disfrutar de la isla sin las muchedumbres del verano y con el agradable tiempo que permite nadar hasta bien entrado noviembre, sin el sol abrasador. A pesar de que la emoción y el tráfago del verano parecen haberse visitado, Gozo está aún repleta de maravillas, a medida que las primeras lluvias dan a la isla un nuevo lustre de vida y el buen tiempo persiste. La gente sigue nadando y buceando, y la vida en el exterior perdura, mientras el invierno parece aplazarse voluntariamente. Los parroquianos siguen comiendo fuera y disfrutando de las terrazas abiertas de los diversos establecimientos culinarios de la isla, o de las playas donde las deliciosas comidas locales de pan recién hecho, pasta de tomate, cebollas encurtidas y quesitos de cabra perfuman el aire y tientan a los sentidos.

A pesar de que la tranquilidad de Gozo encanta a todos los visitantes de la isla, esta en ninguna manera puede describirse como soñolienta, ya que la vida cultural pervive durante esta estación. Tres de los principales eventos culturales de la isla tienen lugar en otoño. Los dos principales teatros de ópera de Victoria (Astra y Aurora), celebran dos óperas durante el mes de octubre, y muestran una bulliciosa actividad cuando los grupos de voluntarios se ponen en marcha después de meses de preparación para poner en escena óperas que se han establecido como eventos culturales clave en Gozo, con aclamaciones de la crítica. La sana dosis de competitividad entre los dos clubs de bandas de Victoria (los propietarios de los teatros) ha garantizado a los amantes de la ópera a lo largo de los años una serie de óperas completa con directores artísticos y cantantes de fama internacional. En abril de 2014, Opera Now comentó lo siguiente: “Si tan solo la English National Opera y Covent Garden demostraran este sentido de competición despiadada, el mundo de la ópera de Londres estaría mucho más adelantado”. Ciertamente, algunos de estos acontecimientos han demostrado ser el trampolín desde el que varios artistas de talento dieron el salto a la fama. Joseph Calleja, el tenor maltés de renombre internacional, tuvo su debut en la ópera con 19 años en Gozo, haciendo de Macduff.

Noviembre también es testigo del Festival Mediterranea, que, al igual que las óperas, se ha ganado un puesto destacado en el calendario de eventos de Gozo. El festival se celebra todos los años en el Teatro Astra en Victoria. Este festival descubre todas las facetas de Gozo, incluyendo la música clásica y sinfónica, arqueología, historia, folklore y cocina. Como describen los organizadores, “El Festival Mediterranea revela Gozo como un mosaico de civilización, herencia y arte mediterráneos. Es, sin duda alguna, una exhibición de una miríada de cosas nuestras, una oportunidad de alejarse de la rutina de una vida convencional, una oportunidad de sumergirse en el suave mundo del otoño en Gozo, y de explorar y vivir la tradición cultural de sus 7000 años de historia.” Si desea disfrutar de la vida cultural en toda su esencia, Gozo en otoño es el mejor lugar.