Yacimientos Arqueológicos

La rica historia temprana de Gozo ha propiciado un fascinante turismo arqueológico. El pueblo de Gozo, que se asentó entre el 5500 y el 3600 a.C., comenzó a construir y tallar la piedra. Crearon templos, estatuas y complejos de enterramiento subterráneos similares a los de la isla principal de Malta, aunque únicos en todo el mundo.

El más importante de todos ellos es el complejo de los Templos de Ggantija. Ambos templos se encuentran en la lista de los edificos de piedra más antiguos del mundo y han alcanzado el estatus de Patrimonio de la Humanidad otorgado por la UNESCO.

Muchos otros yacimientos, en ocasiones difíciles de identificar sin la ayuda de un experto, ofrecen la prueba de que una sociedad sofisticada creó los templos y los objetos de varias de las excavaciones. Estas pruebas pueden verse en el Museo Arqueológico de Gozo, en la Ciudadela de ir-Rabat (Victoria).

Hay yacimientos arqueológicos más tardíos que incluyen, por ejemplo, la Edad de Bronce y las misteriosas huellas de carros, que son pares de marcas en la superficie de las rocas. Estas dos hondonadas suelen estar a la misma distancia en todos los ejemplos y parecen las huellas de las ruedas de un carro que ha pasado por la misma ruta una y otra vez hasta que ha erosionado la roca. Cómo y cuándo se formaron estas marcas sigue siendo objeto de debate, pero bien podrían ser exactamente lo que parecen, y muchas de ellas se remontan probablemente hasta la Edad de Bronce.