Salinas

En la costa noroeste de Gozo, justo después de pasar la Bahía de Qbajjar, al oeste de Marsalforn, en la costa puede verse el ajedrezado paraje de las salinas excavadas en piedra que sobresalen del mar. Estas salinas de 350 años de antigüedad, que se extienden por tres kilómetros a lo largo de la costa, son mucho más que una atracción turística. Son parte de la tradición centenaria de la isla de producción de sal, que en algunas familias ha pasado de una generación a otra. Durante el verano, puede verse a alguno de los habitantes locales rascando los cristales de sal. Una vez recolectada, la sal es almacenada y procesada en las cuevas excavadas en la roca costera.