Ciudadela/Cittadella

  • Impresión
  • Compartir
  • Añadir a Mi Gozo

La Antigua Ciudadela (También llamada Citadella o Kastell) se eleva majestuosa sobre ir-Rabat . Construida estratégicamente en un lugar elevado, se alza desafiante por encima de los edificios colindantes, tal y como planearon los arquitectos militares que la erigieron. Es una visita imprescindible.
Breve historia

La Ciudadela está en lo que se cree que ha sido el centro neurálgico de la isla desde el Neolítico, y fue fortificada durante la Edad de Bronce en torno al año 1500 a.C.. Más tarde, romanos y fenicios siguieron construyendo para convertirla en una compleja Acrópolis. Gozo pasó a ser una municipalidad romana privilegiada, independiente de Malta, y la Ciudadela era el centro del poder administrativo, así como de la vida militar y religiosa. Donde ahora está la Catedral, antes había un templo a la diosa Juno.
El lado norte de la Ciudadela data del periodo de dominación aragonesa, mientras que la cara sur, que se alza sobre Ir-Rabat (Victoria) fue reconstruida por los caballeros de la Orden de Malta entre 1599 y 1603. La reconstrucción tuvo lugar después del periodo más oscuro de la historia de Gozo, cuando, durante dos siglos, saqueadores turcos y corsarios bereberes asaltaron y cometieron pillaje en las Islas de Malta. Por esta razón, hasta el año 1637, toda la población de Gozo estaba obligada por ley a pasar la noche dentro de la Ciudadela.

Los saqueos llegaron a su punto álgido en 1551. Una poderosa fuerza naval otomana, tras atacar sin éxito la isla de Malta, volvió su atención hacia la desprotegida Gozo. Tras un breve asedio, las mal conservadas murallas medievales cedieron, y los habitantes de Gozo suplicaron una rendición honorable. Tristemente, la población (unas 5000 personas) no tuvo esa merced. Con la excepción de solo 40 individuos ancianos y discapacitados, todos ellos fueron esclavizados. Pasaron 50 años hasta que la población se recuperó y la Ciudadela recuperó el aspecto que tiene ahora.
La Ciudadela hoy en día

Antes de caminar bajo los majestuosos arcos hacia la Ciudadela, te quitará el aliento la visión de la GozoCatedral en la pequeña plaza, a la que se llega subiendo un ancho tramo de escaleras, y está guardada por dos cañones de bronce del siglo XVII.
Un paseo a lo largo de las murallas fortificadas se verá recompensado con la vista panorámica del paisaje de Gozo, con sus colinas y valles, aldeas e iglesias, y Malta al otro lado del mar.

Hoy en día, solo quedan un par de familias viviendo en el interior de la Ciudadela, y algunas de las casas están en ruinas. No obstante, se ha realizado un plan de restauración completa, y mientras tanto, la plaza de la catedral y la zona a su alrededor permanecen intactos. En la plaza se encuentra la magnífica catedral barroca dedicada a Santa Marija, también conocida como la Asunción de la Virgen María, así como los Tribunales y el Palacio del Obispo.

Asimismo, muy cerca pueden encontrarse varios museos fascinantes: el Museo de la Catedral, el Museo de Arqueología, el Museo del Folklore, el Museo Natural de Gozo, la Antigua Prisión, el Antiguo Polvorín, los Silos de Cereales, la Batería y el Refugio de la 2ª Guerra Mundial.

En las callejuelas se encuentra también la Capilla de San José, así como varios nichos o altares, y bajorrelieves. El paseante observador podrá encontrar ventanas y arcos de estilo normando. En la fachada de casones históricos y edificios eclesiásticos puede verse el escudo de armas de la isla. Es digno de mencionar que muchos están deteriorados, y que, a pesar de que parte del daño es obra del tiempo, en gran medida también se debe a la acción deliberada de las tropas napoleónicas que ocuparon la isla a finales del s. XVIII.