Nichos

Una gran cantidad de nichos o altares callejeros con las estatuas de los santos del lugar adornan los pueblos y las aldeas de Gozo. Normalmente tienen relación con la herencia cultural, histórica o religiosa del lugar, y hunden sus raíces en el mito y la leyenda. Nuestros antepasados mostraban su devoción por algún santo en particular poniendo su imagen en la fachada o esquina de su casa, y muchos han sido cuidadosamente mantenidos durante generaciones.

Los nichos de Gozo están dedicados a varios santos pero, debido a la particular devoción que recibe Nuestra Señora, la mayoría de los nichos están dedicados a ella bajo alguno de sus títulos. La mayor parte de estos fueron esculpidos por gente sin formación, pero algunos fueron hechos por artistas. La calidad de ellos varía desde lo más tosco a lo más delicado. Un buen ejemplo es el nicho de San Juan Bautista de ix-Xewkija, escupido por el famoso escultor gozo Wistin Camilleri Cauchi.

Algunos nichos están situados en el comienzo de las calles que comparten el nombre del santo. También ha ocurrido el proceso inverso, en el que las calles toman el nombre de los nichos que contienen (Como la calle de Santa María en ir-Rabat). Otros nichos fueron erigidos para conmemorar un acontecimiento santo o un aniversario, mientras que otros fueron puestos como muestra de gratitud por ser salvados de un accidente, enfermedad o naufragio. En ocasiones, la Iglesia ofrecía gracias especiales o indulgencias a aquellos que se detenían a rezar frente a un nicho.