Ta’ Kerċem

La aldea de Ta’ Kerċem está cerca del borde sudeste de ir-Rabat, y está rodeada de los paisajes interiores más idílicos de la isla. Diseminada por el valle Lunzjata, las verdes colinas de “tal-Mixta, Għar Ilma” y “ta’ Dbiegi”, y siguiendo hasta la laguna de San Rafflu en los acantilados de ix-Xlendi, este es un lugar ideal para artistas, caminantes y ciclistas. Estos dos últimos pueden llegar fácilmente desde este lugar a la aldea de San Lawrenz o a la Bahía de Dwejra.

Las excavaciones arqueológicas muestran que el área de Ta’ Kerċem contuvo los primeros lugares habitados de la isla, hace unos 7000 años. Las termas romanas y el primitivo cementerio cristiano de Għar Gerduf (no visitable) indican que fue habitado de manera continua, y en el s. XVI hubo una comunidad importante estructurada en torno a la capilla dedicada al Papa San Gregorio el Grande en torno al año 1581.

La comunidad se hizo conocida por la procesión anual a San Gregorio que partía de ir-Rabat (Victoria) a la capilla del santo, en su fiesta patronal (12 de marzo). Esta aún se celebra, pero hoy en día Kercem tiene dos santos, lo que la hace única entre las aldeas de Gozo.

La iglesia parroquial de hoy en día, construida en 1851 y ampliada en 1906-10, está dedicada a San Gregorio y a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Como resultado, la aldea celebra dos festas cada año, en marzo por San Gregorio y el segundo fin de semana de julio por Nuestra Señora. Esta última es la más importante de las dos a día de hoy.

La aldea de Ta’ Kerċem solo tiene 1700 habitantes, pero tiene una vida cultural muy activa. La Feria Anual de Ghadira es muy popular. Es una feria tradicional, donde se toca música y hay comida, bebida y paseos en poni. También se realizan competiciones por los parajes de San Rafflu, con premios en los que conviven lo moderno con lo más tradicional, como cabras, ovejas, conejos y pollos.