Ix-Xagħra

El pintoresco pueblo de ix-Xagħra posee una herencia histórica de gran riqueza, y tiene mucho que ofrecer al visitante. Construida en una franja de terreno elevado al noroeste de la capital, ix-Xagħra está rodeada por las hermosas bahías de Ramla (la mejor playa de la isla), Għajn Barrani y Marsalforn, mientras que los valles de Ramla, Ramla, Ta’ l-Għejjun y Marsalforn tocan suavemente este delicioso lugar.

Ix-Xagħra está rodeado de fértiles valles, y tiene los mejores terrenos para la agricultura de Gozo. No es sorprendente que la zona haya estado habitada desde el principio de los tiempos. Ix-Xagħra es hogar del extraordinario complejo de templos de Ġgantija, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este consiste en dos templos de piedra del Neolítico, construidos en el año 3600 a.C., lo que los sitúa entre los edificios de piedra independientes más antiguos del mundo.

Siguiendo la carretera de los templos, y con entrada con el ticket combinado, está el Molino de Viento de Ta’ Kola, un molino originario del s. XVIII, con su mecanismo original y las habitaciones restauradas donde vivía el molinero.

Hay un curioso museo en ix-Xagħra que vale la pena visitar: el Museo de Juguetes Pomskizillious, en el que se exhibe una variedad de juguetes antiguos y figuras de cera del artista y poeta Edward Lear, que acuñó el término pomskizillious para describir el fascinante paisaje costero de Gozo.

Entre dos casas privadas en calles residenciales de ix-Xagħra hay dos sorprendentes hallazgos: cuevas. La Gruta de Xerri y la Cueva de Ninu son conocidas por sus fantásticas formaciones de estalactitas y estalagmitas, formadas por la suave filtración del agua de lluvia por la piedra caliza a través de las eras. Al borde de la ciudad, con una magnífica vista de la Bahía de Ramla, se encuentra la Cueva de Calipso, el supuesto hogar de la ninfa en la Odisea de Homero.

Una pequeña capilla medieval dedicada a San Antonio Abad fue la primera iglesia parroquial de ix-Xagħra, tras ganar el estatus de parroquia en 1688, y todavía sigue en pie. La Basílica mucho más grande que domina la plaza mayor está dedicada a la Natividad de la Bendita Virgen María. Su festa se celebra el 8 de septiembre, y, a la vez que la Natividad de Nuestra Señora, se celebra también “Il-Festa tal-Vittorja”, la Fiesta de la Victoria, que conmemora el triunfo de los malteses, capitaneados por los Caballeros de la Orden de Malta, sobre los turcos otomanos tras el Gran Sitio de 1565.