Għajnsielem

Al entrar en el puerto de Mġarr, incluso desde el barco, pueden apreciarse algunas de las marcas de identidad de la aldea portuaria Għajnsielem sobre la colina: la Capilla de Lourdes con la afilada aguja de su campanario, y el altar a Nuestra Señora de Lourdes, Fort Chambrai a la izquierda sobre los acantilados y, más allá, el campanario de la Iglesia Parroquial de Għajnsielem.

El nombre Għajnsielem significa “manantial tranquilo”, y proviene del manantial en torno al cual el Gran Maestre Perellos construyó una arcada con piletas y fuentes de agua dulce en el año 1700.

Para visitar Għajnsielem, habría que empezar desde el puerto y aldea pesquera de Mġarr, y seguir por la pequeña iglesia de Nuestra Señora de Lourdes, desde la que puede apreciarse una vista impresionante del Puerto, sobre todo al atardecer.

Fort Chambrai, construido en el s. XVIII, fue diseñado con la idea de que se convirtiese en la Nueva Valeta de Gozo, pero el proyecto nunca salió adelante. Desde sus muros pueden apreciarse vistas impresionantes de los acantilados de Gozo, la bahía de Xatt l-Aħmar y el canal norte de Comino. Una carretera serpenteante lleva hasta la Xatt l’Ahmar Bay y Mġarr, donde pueden darse agradables paseos por los acantilados.

En el centro del pueblo puede verse la majestuosa iglesia parroquial, un santuario de estilo Gótico-Lombardo, dedicado a Nuestra Señora de Loreto. También puede encontrarse cerca la misteriosa “Pjazza tad-Dehra” (plaza de la Anunciación), donde se cuenta que Nuestra Señora habló a Anglu Grech, un pastor local.

También vale la pena visitar el antiguo convento franciscano y la iglesia de San Antonio de Padua. El área en torno al convento es tranquila, y pueden apreciarse hermosísimas vistas sobre el Canal de Gozo, particularmente memorables al amanecer y al atardecer.

Accesible para personas con discapacidad.